Refrescante torta de pan

La torta de pan es un postre frío de contextura similar al quesillo y al flan pero mucho más firme. Es un excelente postre para los días calurosos y puede durar bastante tiempo en la nevera. Lo mejor de todo es que no necesitas ser un experto en la cocina para preparar esta exquisitez.

A continuación compartiré con ustedes esta sencilla y rica receta para preparar torta de pan.

Ingredientes:

- 12 panes pequeños duros (usé estilo francés)

- 2 litros de leche

- 25 cucharadas de azúcar

- 100 gr de margarina repostera

- Pasitas al gusto (uvas pasas dulces)

- 4 huevos batidos

- 2 latas de leche condensada

- 1 cucharadita de polvo de hornear

Preparación:

Desmorona el pan duro y ponlo a remojar en la leche durante todo el día en la nevera. Al día siguiente, licua un poco de esa mezcla con pan y cuélalo para sacar algo de leche y derretir la margarina en ella. Una vez derretida la margarina en la leche lleva esta mezcla a la licuadora, agrega el azúcar y licua hasta que se disuelva. Luego, vierte lo licuado en el bol donde está el pan remojado.

Bate los huevos aparte e incorpóralos poco a poco a la mezcla del pan remojado. Posteriormente, bate todo con un batidor eléctrico hasta que quede homogéneo, agregando la leche condensada y el polvo de hornear sin dejar de batir. Seguidamente, acaramela el molde donde hornearás la torta.

Acaramelado:

Coloca varias cucharadas de azúcar ( no forma parte de las cucharadas de azúcar señalada en los ingredientes) en la tortera, agrega un poco de agua y llévala al fuego hasta que se forme un caramelo. Luego, mueve el molde en todas las direcciones para que el caramelo corra y cubra todo. Por último, sumerge el molde acaramelado en agua para que se solidifique, teniendo la precaución de que el agua no toque el caramelo, únicamente el exterior del molde.

Una vez que se eche la mezcla en la tortera acaramelada esparce las pasitas que desees por toda la mezcla y lleva al horno bien caliente por 40 minutos. Cuando esté lista, déjala enfriar y posteriormente refrigérala.

Nota: Compra los panes blandos y ponlos a endurecer en tu casa. Sólo debes dejarlos unos días en una bolsa de papel y listo. No los metas en una bolsa plástica.

Sígueme en Twitter (@xklibur_clab) para mantenerte al corriente de mis posts.