Kindle Fire: Bueno, bonito, barato y Android

Luego de varias semanas de uso, creo que puedo elaborar una reseña, un argumento más o menos justificado sobre las virtudes y carencias del Amazon Kindle Fire, un dispositivo híbrido basado en Android que intenta combinar un e-reader tradicional con las funciones más generales de una tablet. Desde el día en que me lo regalaron lo he sometido a un uso frecuente, con picos intensos (correspondientes a lecturas como El Castillo Ambulante, de Diana Wynne Jones, y del cual tengo pendiente una reseña, Una breve historia de casi todo, de Bill Brysin, Un grito de amor desde el centro del mundo, de Kyoichi Katayama, El Vagabundo, de Gibran Khalil Gibran, La sabiduría del Padre Brown, de Chesterton, Forastero en tierra Extraña, de Robert Heilen, El líder de la manada, de César Millán, entre muchos otros ), y algunos golpes no relacionados con frustraciones por culpa del mensaje de batería baja. Las especificaciones técnicas pertinentes del Kindle son:

  • Pantalla sensible al tacto de 7” (a color)
  • Hasta 8 horas de batería
  • Memoria interna de 8 GB
  • Puerto USB (conector 2.0 micro-B).
  • 3.5 mm stereo audio jack

Kindle

 De entrada, puedo decir que el Kindle Fire como lector es excelente, y como tablet es mediocre o menos. Sabemos que Amazon ha pretendido presentar el Kindle Fire como una tablet de bajo costo (y acertaron con esa pantalla a color, linda y nítida), pero se han quedado a medio camino, como ya veremos.

Lo bueno del Kindle Fire

  1. La presentación del dispositivo es magnífica. Un color negro muy elegante, con acabados suaves. Una presentación bien cuidada.
  2. La activación del dispositivo es sencillísima. En muy pocos minutos el Kindle Fire se integra con tu cuenta de Amazon, detecta la conexión inalámbrica, y se inicia por primera vez. Me sorprendió lo simple y transparente que resultó la activación.
  3. Cuando los libros están correctamente formateados, la lectura en el Kindle Fire resulta impecable. Los textos son claros, las letras nítidas, y las funciones de marcado y navegación de texto son excelentes. Encuentro muy satisfactoria la posibilidad de resaltar los textos y agregar notas personales; esto es muy útil para estudiantes e investigadores. Y la navegación es impecable.
  4. La pantalla es un lujo. Ese touchscreen es perfecto, no he encontrado motivo alguno de queja. Responde bien, y los colores son perfectos.
  5. La interfaz del Kindle Fire está muy bien diseñada. Los contenidos se agrupan en diversas categorías (Newsstand, Books, Music, Video, Dosc, Apps y Web), y el sistema crea accesos rápidos a los documentos recientemente abiertos. La interacción con esta interfaz revela que estás usando un dispositivo Android.
  6. Como cabría esperar, la integración del Kindle Fire con Amazon.com es perfecta y casi omnipresente.
  7. La reproducción de música y video ofrece una calidad más que suficiente.
  8. En la categoría Docs podemos tener documentos de Word, PDF, entre otros formatos. Muy útil, aunque la lectura y navegación de tales documentos a veces resulta frustrante.
  9. El Kindle Fire, como ya dije, es un dispositivo Android. Las aplicaciones, por tanto, son aplicaciones Android. Hay de todo: para Facebook, para IMDB, para el clima, para los scores deportivos, etcétera. Lamentablemente, si quieres comprar Zombies VS Plants, y no tienes un plan con AT&T, olvídate.
  10. El navegador web, cuando funciona bien, es bastante rápido.
  11. En resumen, leer en el Kindle Fire es un placer. Casi no se extrañan los libros tradicionales (aunque ya conocen mi postura al respecto).

Lo que no me gustó del Kindle Fire

  1. Cuando mi Kindle Fire se colgó, fue siempre navegando en Internet. Al parecer, el browser del Kindle Fire no se lleva bien con algunos sitios web. Para una tablet, que el browser se cuelgue tan seguido resulta inaceptable, le resta demasiado valor al dispositivo.
  2. Lamentablemente, el acceso a las aplicaciones no resulta tan expedito como uno quisiera, porque los contenidos de la Amazon Appstore están disponibles sólo para clientes en los Estados Unidos.
  3. La batería. ¿8 horas? Ehhh… sólo diré que nunca pude terminar de leer un libro en el Kindle Fire sin tener que recargar la batería al menos una vez. Y sólo leyendo. Con música y video la batería no dura prácticamente nada. En resumen, con aplicaciones de procesamiento intenso la batería se agota demasiado rápido. Otro punto muy negativo para un dispositivo con pretensiones de tablet.
  4. La llimitada capacidad de la memoria interna descarta catálogos significativos de música y video.
  5. No me gusta la imposibilidad de ordenar los libros según un orden personal. Estás limitado al orden por autor, por título y por fecha de inclusión. Tengo centenares de libros en el Kindle Fire, y buscar alguno en específico puede significar varios pagescrolls.

Muchas de las cosas que no me gustaron del Kindle Fire resultan intolerables para la funcionalidad general de una tablet. Ahora, para la lectura de libros electrónicos el Kindle Fire es una maravilla. Creo que, contrastando virtudes y defectos, y tomando en cuenta su precio, el Kindle Fire es una ganga. Muy recomendado.