5 consejos para diseñadores de videojuegos principiantes

Todo comienzo es duro, principalmente en el mundo del desarrollo de videojuegos, donde se piensa erradamente que tener una buena idea es suficiente para crear un buen videojuego. Una buena idea es apenas el comienzo y, por lo general, sufrirá tantas modificaciones en el proceso de diseño y desarrollo que al final tu videojuego no se parecerá a lo que habías pensado en un principio.

No existe un manual que te diga lo que debes hacer para crear videojuegos exitosos, ni un manual de cómo convertirte en un buen diseñador de videojuegos, de la misma forma en la que no existe un libro que te diga cómo ser un gran jugador de tenis, un jinete de salto de vallas o cualquier otra actividad que requiera de mucha práctica para ser dominada. Cada diseñador de videojuegos puede tener su metodología propia y diferente de trabajo, no existen reglas unificadas para desempeñar esa labor. Por consiguiente, estos consejos que les brindo a continuación tienen como finalidad ayudarlos a conseguir la experiencia que necesitan para empezar.

Board

Modo Battle del videojuego DragonScales 2

5 consejos para diseñadores de videojuegos incipientes

 

1) Diseña juegos análogos

El diseño de juegos digitales tiene los mismos fundamentos que el diseño de los juegos análogos. Diseñar juegos análogos como: juegos de cartas, juegos de mesa, juegos físicos, entre otros, te ayudará a adquirir experiencia, aumentar tu creatividad y a visualizar el proceso de diseño de un juego sin necesidad de emplear recursos tecnológicos que quizás no dominas. Diseña tu juego análogo y pruébalo con tus amigos, evalúa qué tan divertido es, ¿por qué es divertido?, ¿cómo puedes mejorarlo?.

2) Colabora con grupos de desarrollo

Es probable que si quieres diseñar videojuegos tengas en mente varias ideas concretas que te parecen muy buenas. No te dirijas con desespero a un foro para abrir un post solicitando la ayuda de alguien que sepa programar, dibujar o ambas cosas. En lugar de eso, intenta localizar grupos de desarrolladores de videojuegos principiantes pero con más experiencia que tú y manifiesta tu deseo de colaborar. De esta forma adquirirás experiencia del trabajo en equipo y conocerás todas las actividades involucradas en el desarrollo de videojuegos. 

3) Opta por un gameplay simple

Si posees ciertos conocimientos técnicos y piensas que tienes la capacidad para desarrollar por ti solo un videojuego, opta por un gameplay muy sencillo de forma tal que te tome como máximo un mes desarrollarlo. La finalidad de esto es que adquieras las nociones básicas del diseño y desarrollo de videojuegos sin invertir muchos recursos. A medida que pasen los días puedes cansarte del videojuego y no terminarlo. Es mejor desarrollar varios videojuegos simples, de temáticas diferentes, y aprender de cada proceso, que intentar desarrollar uno complejo con el que te frustres.

4) Escoge una temática que te motive

Nada es más importante en cualquier actividad que mantener la motivación. Al igual que en el desarrollo de una tesis, lo mejor al momento de crear un videojuego es escoger una temática que te guste y que te motive a trabajar. No te dejes llevar por la popularidad del videojuego del momento, sé fiel a tus gustos y mantén tu motivación elevada diseñando algo que a ti te gustaría jugar. Es primordial hacer bien lo que te propongas y culminarlo.

5) Nunca te rindas

No voy a engañarte, siempre encontrarás muchos obstáculos en el diseño y desarrollo de videojuegos, aún cuando tengas mucha experiencia. Los primeros juegos no serán lo que esperas, tendrás juegos regulares y algunos demasiado malos como para hablar de ellos, pero todos te enseñarán algo. Porque uno o cuatro videojuegos no te hayan quedado bien no es suficiente razón para rendirte o desanimarte, con cada juego serás mejor, cada juego, bueno o malo, te dará experiencia para superar los obstáculos de los que hablé al inicio.

El diseñador de juegos es un artesano que crea experiencias de juego, tiene un gran poder y una gran responsabilidad. Si de verdad te apasiona esa labor debes tener paciencia, estar dispuesto a abandonar o reestructurar ideas, al trabajo duro en equipo, al estudio continuo, a tomar muchas decisiones importantes y, principalmente, a no rendirte y cumplir tus objetivos.