Mi opinión realista sobre el Leap Motion

Nota: Este artículo es el resultado de mi extenso comentario, como respuesta a Freddie, en un post de Cristalab.

Yo quiero ser optimista con el Leap Motion, me parece una tecnología con mucho potencial. No obstante, pienso que es una tecnología muy incipiente, no estandarizada y necesita madurar.


Es una mala señal la cantidad de críticas que está recibiendo su aplicación Touchless, tanto para Windows como para Mac. El Leap Motion fue promocionado fuertemente como un sustituto del mouse y del teclado, y publicaron videos donde se apreciaba una excelente experiencia de uso, pero la aplicación Touchless, desarrollada por ellos mismos, que permite manejar el sistema operativo usando las manos, ha resultado ser muy deficiente, imprecisa y ha empezado a decepcionar a muchos.

Es comprensible que la aplicación tenga problemas. El SDK no está suficientemente maduro, se hicieron cambios de último momento para mejorar varias cosas, estando próximos al lanzamiento, pero aún así muchos de los gestos son imprecisos (nosotros tuvimos que programar nuestros propios gestos, aplicar filtrados de frecuencia y hacer un montón de cosas para lograr mejorar la precisión y estabilidad). La empresa no podía retrasar nuevamente la salida del dispositivo, así que se arriesgó a salir con su aplicación Touchless con un nivel por debajo de los estándares de calidad que mostraban en los videos promocionales y, por ende, los estándares de calidad que muchos usuarios esperaban con ansias.

¿Puede mejorar la tecnología del Leap Motion y reemplazar al mouse como prometieron? 

La compañía Leap Motion cuenta con una reserva de millones de dólares para la ejecución de proyectos interesantes que les presenten. Pues bien, no encontrarán un proyecto más interesante que mejorar su propio software. Sería un error, que los conduciría a una muerte dolorosa y a un olvido rápido, si no se enfocan en el problema central en estos momentos: optimizar el software. Tienen un dispositivo genial ( y leí por ahí que sacarán una versión inalámbrica…si sobreviven), tienen una tecnología interesante, a un precio estupendo, pero un software débil. Es obvio que deben pulir su SDK para que los desarrolladores puedan hacer buenas aplicaciones y el público general se interese verdaderamente en el dispositivo. En estos casos, en primera instancia, la mayoría de los pedidos son de geeks- freaks- early adopters- compradores compulsivos- presumidos- curiosos, locos que hacen lo que hacen los demás- pero las críticas pueden ser determinantes para los futuros compradores (los normales) e influir negativamente en sus intenciones adquisitivas.

Por otro lado, pienso que no debieron promocionarse como el sustituto del mouse, nunca lo he visto así y, sinceramente, me parece imposible (es como si los hubiese asesorado el abogado chupa sangre de Jurassic Park). El teclado y el mouse son dispositivos que han evolucionado a lo largo de los años pero se mantienen apegados a las formas de uso primitivas que les dieron origen, son naturales e intuitivos.

Cuando salieron las primeras aplicaciones de reconocimiento de voz también se pensaba que esa nueva tecnología sustituiría a muchos otros dispositivos. Nunca volveríamos a usar las manos para tipear, navegar, hacer llamadas, todo se haría con comandos de voz, la vida misma cambiaría, el hombre sería más realista y dejaría de emocionarse tontamente con productos edulcorados por el marketing, pero ya ven, nada de eso pasó. Se incorporó la tecnología a muchas áreas pero no fue una aplicación asesina.

Pretender reemplazar el teclado y el mouse me parece una meta demasiado fantasiosa. Yo veo al Leap Motion como un periférico complementario de control con el que puedes realizar distintas actividades, entre ellas: jugar. No lo veo como un gadget para un trabajo continuo, duro y rutinario (recordemos además que se calienta con el uso).

Pero como dije al inicio de mi extenso comentario, quiero ser optimista.

Sígueme en Twitter (@xklibur_clab) para mantenerte al corriente de mis posts.