9 errores comunes al comenzar a desarrollar videojuegos

Regularmente suelen hacerme consultas sobre el desarrollo de videojuegos. Hace algunos meses, un programador web de Bogotá me preguntó, entre otras cosas, cuáles eran los errores más comunes al comenzar a desarrollar un videojuego. Como es una duda que pueden tener muchas personas al iniciar en esta actividad, decidí realizar un post al respecto que sirva de guía para todas aquellas personas que puedan tener la misma interrogante.

Animacionloading

Loading del videojuego NagiQ 2

9 errores comunes al comenzar a desarrollar videojuegos

1) Querer tener todas las respuestas incluso antes de tener alguna pregunta

El desarrollo de videojuegos se aprende en la práctica, se aprende equivocándote, encontrando problemas y solucionándolos. No puedes tener un manual para todas las situaciones que se presenten. Cada proyecto de videojuego es diferente y, por tanto, en cada proyecto tendrás retos distintos. Si quieres aprender a desarrollar videojuegos, sólo empieza a hacerlo. Cuando encuentres algún obstáculo, entonces investiga. Esa es la forma de aprender a desarrollar videojuegos, no hay otra.

 2) No atender adecuadamente los aspectos críticos

Los tres aspectos críticos que debes considerar al desarrollar un videojuego son: el gameplay, los gráficos y el código.

Gameplay: Procura que no existan errores de diseño en el gameplay, es decir, en la mecánica de juego, con sus reglas y desafíos. También, resulta importante que expliques bien el gameplay en los tutoriales. Mientras más simple y visual sea la explicación más lo apreciarán los jugadores. A las personas no les gusta leer u.u. No obstante, hay videojuegos que requieren inevitablemente explicaciones con mucho texto por la complejidad de hacerlo visualmente. Esto puede ocurrir principalmente en juegos de tablero y juegos con un gameplay muy original. Hay géneros, como por ejemplo, los de plataformas, que no requieren mayor explicación.

Gráficos: Asegúrate que el videojuego tenga buenos gráficos que despierten el interés del target al cual está dirigido. Recuerda que las personas suelen valorar los videojuegos en base a la primera impresión que le generan los gráficos.

Código: Lo único que le importa a los jugadores es que el juego no se cuelgue ni tenga bugs y que se ejecute sin tener que instalar ni descargar nada. No les importa si está bellamente documentado, en qué lenguaje fue desarrollado o qué super potentes bibliotecas usaste. El código no se ve y los jugadores no quieren saber nada de él.

También hay algunos aspectos críticos en la programación de un videojuego que recomiendo tener en cuenta.

 3) Exagerar con las características del juego

Un error común es no enfocarse en el núcleo principal del videojuego y dejarse llevar por el deseo de agregar features que quitan tiempo y que, aunque pueden aportar mayor diversión (o eso crees tú como desarrollador), retardan la salida del juego al mercado. Mientras más features agregues, más grande, pesado y complejo se pondrá el videojuego sin que necesariamente exista un incremento del factor diversión.

4) Comenzar a trabajar sin una planificación previa

Si desarrollas videojuegos con fines de lucro debes estudiar el mercado y el target al que va dirigido para determinar si vale la pena desarrollar tu idea y qué aspectos debes considerar para colocarlo exitosamente en el mercado.

No hagas las cosas sobre la marcha y crea un plan de trabajo. Antes de empezar a desarrollar un videojuego define y documenta todos los aspectos del mismo(puede ser un manuscrito con mockups o dibujos). Planificar te permitirá determinar más fácilmente las herramientas de trabajo y recursos que necesitarás, el tiempo estimado de culminación, el presupuesto para el desarrollo, así como visualizar todas las fases del proceso y otros aspectos importantes.

5) Irrespetar la planificación

Si dejas de lado tu plan de trabajo, empiezas a retrasarte y a perder la motivación de trabajar en el proyecto. Irrespetar la planificación no quiere decir que no puedas realizar cambios sobre la marcha puesto que seguramente será necesario hacerlo, sino postergar la realización de actividades incumpliendo con los plazos fijados. Siempre hay que considerar que cuando empiezas a desarrollar algo, sobre todo si es por primera vez, lo planificado puede no coincidir con la realidad y probablemente haya que reajustar los planes de trabajo.

6) Empezar otro proyecto y dejar de lado el proyecto en curso

Puedes tener varios proyectos a la vez siempre que logres cumplir con todos, pero no está bien sustituir o dejar de lado un proyecto empezado por otro nuevo, así nunca terminarás nada y desperdiciarás tu tiempo y recursos en algo que no culminarás.

7) Emprender un proyecto sin los recursos necesarios

En ocasiones tenemos buenas ideas pero son tan ambiciosas que requieren de muchos recursos para su desarrollo. En estos casos, lo mejor es postergar el proyecto hasta conseguir los recursos necesarios puesto que iniciar algo que te tomará mucho tiempo y que probablemente no podrás terminar sólo te desmotivará y te apartará de otros proyectos más simples que sí estén a tu alcance. No obstante, no renuncies a tus buenas ideas, intenta conseguir los recursos necesarios, recuerda que siempre puedes buscar financiamiento o incluir personas que se interesen en el proyecto para que te ayuden a desarrollarlo.

8) Abarcar más de lo que puedes desarrollar

Bien sea por desconocimiento de la magnitud del proyecto o por ambición personal, muchas veces suelen emprenderse proyectos demasiado ambiciosos.  En esos casos, lo mejor es simplificar lo más que puedas sin que el juego pierda diversión. En ocasiones es necesario reestructurar mucho y al final puede terminar siendo un gameplay muy diferente al que habías pensado originalmente. Lo importante es terminar todos los juegos que empieces, cuidando siempre la calidad de los mismos.

En lugar de desarrollar un solo videojuego enorme que te tome años, lo ideal es desarrollar videojuegos buenos y sencillos que te permitan mejorar, aprender y seguir desarrollando. Es importante cometer errores tempranos y corregirlos pronto.

Hay una máxima de los diseñadores de videojuegos que dicta: Tus 10 primeros videojuegos apestarán, así que procura salir rápido de ellos (The Art of Game Design, Jesse Schell).

9) Terminar abruptamente un videojuego

No intentes terminar las cosas abruptamente. En ocasiones un proyecto puede no resultar tan sencillo como parece y, por querer terminarlo rápido, pueden pensar en suprimir fases y características. Esto es un grave error que no se debe cometer, es importante ser responsable con el proyecto y cuidar la calidad final del producto, puesto que si lo terminas pero queda mal nadie tendrá interés en él y sólo será una gran pérdida de tiempo y recursos. Recuerda, no habrá ninguna versión de lujo para incluir las características que planeas quitar si nadie se interesa por la versión estándar.

En síntesis, estos son los errores más comunes de los desarrolladores de videojuego principiantes. Aunque muchas veces los desarrolladores experimentados pueden incurrir fácilmente en alguno de ellos u.u Espero que esta información les sea de utilidad.