Reseña de cumpleaños y algunos chismes

¡Saludos amigos! Cuánto tiempo sin escribir en el blog. Seguramente supusieron que estaba muy ocupada con mi trabajo…y  han acertado. Si algún osado llegó a pensar que me ocurrió algo malo porque es inusual que no publique post de cumpleaños, sabiendo que llevo una lista detallada de todos los que me felicitan y especialmente de los que olvidan hacerlo, se equivocaron, no lo hice porque no tuve tiempo (aunque hace meses sí me ocurrió un percance sangriento).

Realizando un resumen poco detallado de lo que me ha pasado en estos meses podría decir que: me mordió el perro, me enfermé (nada grave), me fui de viaje y dejé todo tirado, volví y tenía más trabajo que antes, me contactaron y aproveché oportunidades de negocios y eso me mantuvo aún más ocupada, la gente sigue dándome muchos obsequios, hice muchas cosas alocadas, aprendí nuevas cosas útiles como: que las fiestas de hot dogs terminan con un vaso de sal de frutas, que debes revisar bien cuándo se vencen tus documentos personales, principalmente tu cédula, tu visa y tu pasaporte, que mi memoria ya no es tan buena, que Dios es inabordable, que la vida es una cosa muy extraña (sobre todo la mía), que no es tan fácil hacer limones en conserva al estilo marroquí, que mis amigos de Cristalab son realmente especiales, que los chiles pueden romper un frasco de vidrio grueso (mejor es hacer picante en un barril), que la mente humana es sorprendente y que en todo sistema lógico siempre habrá alguna inconsistencia (abstracción de Gödel).

Pasé un lindo día de cumpleaños con mi familia. Comí mucho. Me hicieron un pastel refrigerado de melocotón (ya saben que es mi favorito), comí muy rico y recibí muchos obsequios. Me regalaron: unos zapatos, una linterna moradita (la guardo debajo de una de las almohadas @_@), unas lindas medias con diseños Ghibli (me encantan), varios videojueos de WiiU: StarFx Zero (está cool), Donkey Kong, Pikmin 3 y Rayman Legends (no salió en las fotos). También, me regalaron un juego de Zelda para el Nintendo 3DS y un juego de Professor Layton (tampoco salió en las fotos).

Igualmente, me regalaron varios libros: el manga Planetes, la obra completa, dos tomos (en la foto sólo se ve uno), Drawing on the Right Side of the Brain (muy cool), un libro con varias obras de Bioy Casares (tiene la Invención de Morel, me encanta esa historia de ciencia ficción) y unas cremas y un labial (tampoco salen en las fotos).

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a los que se tomaron la molestia de escribirme un mail de cumpleaños y dejarme mensajes de felicitación en las redes sociales. Mil gracias a todos. Perdonen la demora en responderles ^____^u

Por otro lado, hace meses mi perro Diego, un Rottweiler, me mordió la mano y el brazo. Lo estaba acariciando y de pronto entró como en éxtasis, cuando volvió en sí no reconoció mi mano, se asustó y me atacó feo. Lo regañé y me soltó.

Así se veía la herida en mi mano al día siguiente. Aún me sangraba y me echaron aceite de palo.

Me hizo una herida profunda en la mano y me dejó el brazo horrible (el Rottweiler es uno de los perros con la mordida más fuerte). Mi mamá y mi hermano querían llevarme a que me pusieran una antitetánica pero yo no quise. Entonces, me echaron aceite de palo en la mano. Luego de que me mordiera me bañé como si nada me hubiese pasado. Nunca me dolió. No obstante, en la noche me asusté un poco porque me dio fiebre y no me puse la antitetánica, pero al día siguiente estaba trabajando como si nada, aunque la mano me seguía sangrando y no pude trabajar mucho porque manchaba el mouse, el lápiz y la tableta. El brazo se me puso morado y verde (horrible), pensé que lo tenía fracturado.

Todo el que vio las heridas ponía cara de tragedia y se apenaba. Por lo feo que se veía seguro pensaban que sufría. Al final, nunca me dolió nada y sólo me quedó una pequeña cicatriz en el dorso de la mano (como un rasguño…y cada día se hace más tenue). Ni siquiera en el brazo me quedó marca @_@. Lo más sorprendente es que no me dolió…a pesar de que mi umbral de dolor es malísimo.

Perro

Es un perro con mucha fuerza y fue peligroso, pudo dañarme algún tendón, fracturarme o incluso matarme -_-u. He tenido muchísimos perros y nunca me había mordido ninguno (nunca seriamente). Pero él en realidad es un buen perrito, es muy cariñoso y lo entré para que se sentara y atrapara las cosas que le lanzo. El problema es que de pequeño sufrió muchos maltratos y se volvió inseguro y temeroso. Lo compré porque lo vi sufriendo en una jaula hacinado, lleno de moscas, en el medio del sol y sin agua. Estaba enfermo y no pudieron vacunarlo sino luego de varios tratamientos. Es muy nervioso y eso lo vuelve más peligroso.

Entrando en otro tema, estuve varias semanas perdida en traducciones de alemán y haciendo cosas productivas. También, terminé de hacer un muñequito de Tobi, el personaje principal de mi videojuego The Rainbow Machine, y casi termino mi Luna (la gata de Sailor Moon). Seguro haré un post para que los vean.

Me han dado muchos otros obsequios, sobre todo libros. Algunos de dichos obsequios se los estaré mostrando próximamente en un post.

Bueno, creo que me he puesto al día con ustedes. Aún sigo ocupada pero creo que escribiré algo de vez en cuando.

¿Ustedes cómo han estado ?, ¿qué han hecho?

Si no me felicitaste por mi cumpleaños aprovecha de hacerlo y evita que te ocurra algo desagradable u_u

P.D: Mil gracias a todos los amigos que me han escrito preocupados por mi ausencia o preocupados por las noticias que leen sobre mi país. Muchas gracias por estar siempre pendientes de mí. Lo aprecio ^______^