Los juegos que influenciaron a XKlibur

Cada individuo es el resultado de su entorno, de los libros leídos, de la educación adquirida y de las experiencias vividas. No obstante, pocas cosas tienen tanta influencia en la gente como los juegos, la televisión, los padres, las malas compañías y…el internet (en esta época). Los juegos listados a continuación son aquellos que, de una u otra manera, han influido en la formación de mis gustos y me han convertido en lo que soy.

Juego de química

Cuando entré a la secundaria mis padres me regalaron por navidad un Juego de química. Fue mi primera aproximación experimental a esta ciencia. Era genial, incluía varios químicos, materiales e instrumentos. Incluso trajo un microscopio de plástico (muy cool) con el que observé un montón de cosas y sustancias (se dañó). También, incluía un manual con experimentos e instrucciones para elaborar varios productos. Gasté todos los químicos que trajo haciendo un montón de cosas, desde jabones hasta limpiador de vidrios. Cuando me tocó hacer jabones de coco en 4to año ya tenía experiencia y fue placentero (aunque reconozco que hacer el informe científico sobre los jabones no fue nada grato >_<. No tenía mucha información u_u)

Este tipo de regalos es genial porque amplían tu visión sobre el mundo y te permite asimilar mejor conocimientos científicos que suelen resultar abstractos, principalmente porque no te enseñan la utilidad práctica. Como resultado de este regalo me encariñé con la química (es mágica). Participé en olimpíadas y, como delegada de mi sección, hicimos jabones para recaudar fondos como actividad extracátedra.

No obstante, aunque me encantaba la química, terminé alejándome de ella cuando cursé química orgánica en el último año del bachillerato. Fue como un curso de manejo del estrés en lugar de clases de química. El profesor era muy flojo y no quería corregir exámenes, apenas daba la clase había evaluación en la pizarra (tenías que entender bien en la primera clase porque no había más oportunidades). Si hacías el ejercicio bien ya tenías 20 puntos, si lo hacías con errores tenías menos nota, si lo hacías mal perdías tu oportunidad y tenías que quedarte para un taller. Además, dado el tiempo y la cantidad de alumnos, no todos podían pasar a la pizarra, los restantes y los que fallaban debían ir a un taller…en el que casi nadie aprobaba. Decían que era un sólo ejercicio muy complicado, podías sacar tu libro si querías y el profesor se iba a tomar café y volvía cuando acababa la hora. A pesar de que nunca experimenté los terribles talleres, el curso me resultó muy frustrante y terminé alejándome de la química (aunque sigue gustándome).

Este juego despertó mi amor por la química y el mundo científico…probablemente por eso me atrae la gastronomía molecular (aunque a mi mamá no le gusta XD). Igualmente, reforzó mi amor por hacer muchas cosas por mí misma.

Nota: Tengan cuidado con los set de química, es mejor si hay algún tipo de supervisión adulta. Niños malvados pueden usarlo para quemar a los primos o intentar hacer una bomba…claro, no fue mi caso…no hay pruebas u_u.

Barbie

Sí, yo también jugué con muñecas Barbie, aunque por poco tiempo y probablemente de una forma poco convencional. Tenía una casa de muñecas, la Piscina de Barbie, 6 Barbies y 2 hermanas de Barbie (las regalé a niñas de bajos recursos). Obligaba a mis primos a jugar conmigo y el juego consistía en que cada uno escogía una Barbie y debían ir con la muñeca a comprar a mi tienda XD. Tenía una tienda donde vendía ropa selecta (todas las prendas que tenía de Barbie, más ropa chueca confeccionada por mí), artículos exclusivos (juguetes de plástico recolectados de las piñatas) y autos de lujo (cajas de zapatos a las que le pintaba ruedas a los lados XD). Tenía una caja registradora y usaba el dinero del monopolio para jugar.

Nunca me compraron un Ken, no lo quería, siempre me pareció un muñeco muy feo y aburrido (vean el Ken que aparece en la imagen de arriba, da miedo ๏_๏). Además, no hacía nada, ni siquiera tenía cabello que peinarle. Yo prefería mil veces a Batman u.u. A veces, jugaba con el He- Man de mi hermano que, aunque también era feo, tenía un escudo, una espada y hasta un tigre, era más cool. Igualmente, jugaba con sus Transformers y con su Voltron, eran divertidos. Ken no tenía nada que me atrajera y era horrible. Los Ken de ahora tienen cabello como la Barbie y se parecen a no se quién Pattison o a modelos, los de mi época daban miedo. Aunque si me preguntan, Ken me sigue pareciendo aburrido u_u.

Jugar con Barbie despertó mi instinto tacaño y capitalista, además de mi gusto por la confección y el diseño de modas.

Juegos de mesa

Mis padres me compraron muchos juegos de mesa, desde juegos de cartas hasta juegos de tableros. Jugué mucho ajedrez, damas chinas, monopolio, reto al conocimiento, truco, poker y juegos varios de cartas ( juegos de robar cartas y formar parejas, juegos deformar palabras, juegos de completar colecciones, juegos de memoria, entre otros).

También, me regalaron un juego de Bingo Automático XD. Tiene un globo muy cool con bolitas numeradas y cartones con casillas que pueden bajarse o subirse para marcar los números que salen. Aún funciona perfectamente. Era divertido jugar Bingo.

Este tipo de juegos incrementaron mi ingenio y mi espíritu competitivo. Además, me dio nociones básicas indispensables para mi trabajo u.u

Juegos deportivos

En mi juventud (suena raro expresarse así XD, no es que sea una anciana), practiqué muchos deportes: Basquetball, Baseball, Soccer, Tennis, Ping Pong, Volleyball (este no me gusta)…también, pelotica de goma  y fresbiee XD. En la escuela nunca tuve problemas en clases de educación física. Aunque reconozco que el lanzamiento de jabalina no era lo mío. Además, la gimnasia me resultó complicada. El Potro es muy alto y quedarse suspendida de las barras no es tan fácil, requiere entrenamiento especial (ni el profesor sabía hacerlo bien u_u). En secundaria jugué Softball en un estadio que quedaba justo detrás del liceo. En clases de educación física el profesor nos llevó varias veces. Yo tenía ventaja porque sabía jugar Baseball pero la mayoría de mis compañeros nunca había ni agarrado un bate en su vida. Fue divertidísimo XD.

Este tipo de juegos despertó mi pasión por el deporte, me enseñó a trabajar en equipo, a manejar las derrotas y me mantuvo sana todos estos años u_u. También, me dio nociones básicas indispensables para mi trabajo u_u (hice un jueguito de soccer hace años XD) y me ayudó a destacar en educación física XD.

Videojuegos

Mis padres me regalaron un Nintendo una navidad. Ese aparato extraño resultó ser la cosa más sorprendente que jamás hubiese usado. Aún recuerdo cuando jugué por primera vez Super Mario Bros y Duck Hunt. Fue algo ¡¡Super Wow!! (nivel magia negra). ¿Cómo funciona la pistola?, ¿cómo funciona este control?, ¿cómo puedo jugar en el televisor?, ¿cómo se mueve ese bichito marrón y esa tortuga?…surgieron muchas preguntas más una sensación de diversión y curiosidad, que más tarde se transformó en pasión, y terminó siendo mi trabajo soñado.

Como dije en una oportunidad, “desde que mis padres me regalaron un Nintendo surgió mi irracional deseo de desarrollar videojuegos. Ese deseo fue creciendo a lo largo de los años junto con horas de juegos en otras consolas y plataformas, combinado con mi pasión por el dibujo. Así, aunque no estudié una carrera relacionada con la computación o el dibujo, el deseo de desarrollar videojuegos perduró.”

Podría enumerar una serie de beneficios e influencias positivas de los videojuegos en mi vida, pero es evidente que la principal es haber despertado mi amor por el desarrollo de este tipo software, a tal punto que es mi profesión y la amo (a veces soy adicta a mi trabajo u_u)

Le debo mucho a mis padres, soy así de genial y feliz principalmente gracias a ellos u_u

¿Qué jugaban ustedes en su juventud?, ¿qué juegos los influenciaron?

P.D: Si quieren hacer un regalo interesante a un joven, un juego de química es una buena opción. En la actualidad hay una gran variedad de sets interesantes acordes a varios presupuestos. Ahora que viene diciembre, podrían considerarlo como alternativa.