6 Consejos para jóvenes que deseen iniciarse en el desarrollo de videojuegos

Hace meses un amigo me comentó que su cuñado de 14 años quería aprender a desarrollar videojuegos, incluyendo diseño de personajes, skin, etc, y me preguntó si tenía algún consejo o curso que recomendarle. A mi amigo le gustó la respuesta que le di y me pidió que la publicara:

@xklibur I love you <3 please  publish this in Styde or Medium or your personal blog or somewhere, it’s great info! Thank you!”  

A continuación, comparto con ustedes en este post la adaptación de la respuesta que le di a mi amigo más algunos consejos adicionales que pueden resultar de utilidad a jóvenes con el deseo de desarrollar videojuegos. 

Start Game

Escena de selección de modos de juego de DragonScales 2

Advertencia Inicial

Desarrollar videojuegos es una actividad compleja que requiere, entre otros aspectos, una gran inversión de energía, tiempo, esfuerzo y recursos. Muchas personas consideran que desarrollar videojuegos es un trabajo que desmejora la calidad de vida y, hasta cierto punto, lo es. Es un trabajo muy demandante que requiere de gran determinación, concentración, creatividad, tolerancia al cambio y buena disposición para resolver un montón de problemas. Con esta advertencia no pretendo desmotivar a nadie, simplemente intento alertarlos sobre lo duro y agotador que puede resultar el desarrollo de este tipo de software.

6 Consejos para jóvenes que deseen iniciarse en el desarrollo de videojuegos

1) Descubre si el desarrollo de videojuegos es tu pasión

Desarrollar videojuegos implica bastante trabajo y el mercado está cada día más saturado pero siempre hay oportunidades y es una labor muy divertida y satisfactoria (si te gusta). Sólo te sentirías frustado si las condiciones laborales no son favorables. Por ejemplo, si tienes que trabajar mucho y al final no obtienes la retribución monetaria que aspiras o si trabajas en una empresa donde no te valoran, te explotan o te tratan mal (pero eso aplica prácticamente a cualquier profesión). Creo que lo más importante es que descubras si realmente te gusta y quieres dedicarte a eso en el futuro. Poder trabajar todos los días en lo que realmente te apasiona es grandioso.

Obviamente, la mejor manera de descubrir si algo te gusta es haciéndolo, experimentándolo. Trata de desarrollar un videojuego y descubre si es lo que te gustaría hacer todos los días. Por ejemplo, trata de desarrollar un clon de Tetris o un clon de otro juego de mecánica sencilla.

2) Procura tener un respaldo financiero 

Desarrollar videojuegos requiere de una inversión monetaria. Necesitas dinero para mantenerte mientras culminas el juego y lo vendes, dinero para comprar licencias o recursos, para adquirir membresías de desarrollador, para publicar en tiendas (por ejemplo, App Store, Steam, Google Play, entre otros), para pagar hosting y dominios, etc. Si eres joven y cuentas con un respaldo financiero (ahorro, trabajo de medio tiempo, familia, etc), tienes la oportunidad de asumir el riesgo de desarrollar un videojuego comercial. Puedes intentarlo y ver si realmente es lo que te apasiona. Insisto en que realmente tiene que gustarte desarrollar videojuegos porque es mucho trabajo y si no te apasiona te agotarás rápido. No obstante, si te gusta, el simple hecho de desarrollar un videojuego será un gran recompensa.

3) Aprende a programar

Programar es un conocimiento útil e importante en la actualidad…y lo será aún más en el futuro. De hecho, en Japón tomarán medidas para promover más la programación (muchos japoneses no tienen PC, usan más los dispositivos móviles). Saber programar no significa solamente aprender una sintaxis, entender y crear estructuras y algoritmos, implica saber pensar en términos programáticos y eso se adquiere estudiando y experimentando. Si quieres desarrollar tú sólo un videojuego necesariamente necesitarás programar, incluso aunque utilices herramientas que incluyan muchas funciones y tareas pre-programadas. Ser joven es una condición ideal para explorar opciones y experimentar en las áreas que llaman tu atención. Aprovecha tus ventajas y empieza a aprender hoy mismo.

Saber programar es un conocimiento útil incluso si no planeas dedicarte a esa área en concreto. Por ejemplo, si te quieres dedicar al diseño de interfaces saber programar te permite ajustar tus ideas y tu visión de diseño a lo que es técnicamente posible.

4) Desarrolla proyectos cortos y simples

Un error común de los principiantes es pretender desarrollar proyectos más grandes de lo que técnicamente pueden abarcar. Si nunca has desarrollado un videojuego, no tienes idea de la magnitud del trabajo que representa. Mi consejo es que empieces con proyectos simples y cortos. Puedes comenzar utilizando figuras geométricas en lugar de imágenes y animaciones artísticamente más elaboradas para centrarte en aprender el diseño de las mecánicas del juego y la programación. Adicionalmente, el diseño de juegos de mesa sencillos constituye una buena alternativa para familiarizarse con el proceso de diseño de videojuegos.

Ningún libro te enseñará todo lo que necesitas saber, muchas cosas las irás aprendiendo por observación y experiencia acumulada. Por consiguiente, es un buen ejercicio desarrollar varios juegos pequeños, la práctica hace al maestro.

5) Define bien lo que quieres desarrollar para escoger las herramientas más adecuadas

Al iniciar el desarrollo de un videojuego debes decidir para qué plataforma quieres desarrollar, el tipo de videojuego, las herramientas y el lenguaje de programación más acorde con tus objetivos. Existen muchas herramientas que facilitan el desarrollo y exportación para varias plataformas como: GameSalad, RPG Maker, Unity, Unreal, etc. (creo que hay versiones gratis, no estoy segura).

Si además planeas comercializar tus videojuegos debes considerar el público objetivo y la forma en la que venderás tu producto. Hay publishers que hacen el trabajo de marketing por ti. Cada publisher suele centrarse en un mercado específico, por ejemplo, algunos se concentran en los juegos casuales, otros en los juegos pixel art, juegos de acción, etc.

6) Aprende inglés

Si aún no sabes inglés, es importante que domines el idioma (y, obviamente, no sólo es importante para el desarrollo de videojuegos). La sintaxis de los lenguajes de programación con los que probablemente trabajarás está en inglés, al igual que la información de primera mano sobre dichos lenguajes. También, los grandes publishers de videojuegos se comunican en ese idioma.

Libros recomendados para principiantes

Hay muchos libros buenos, todos en inglés, que podría recomendarte para empezar: The Art of Game Design de Jesse Schell, Level Up! The Guide to Great Video Game Design de Scott Rogers (es bonito, divertido y bueno para principiantes), Designing Games: A guide to Engineering Experiences de Tynan Sylvester, Drawing Basic and Video Game Art: Classic to cutting-Edge Art Techniques for Winning Video Game Art de Chris Solarski (es bueno si tienes interés en encargarte también de los gráficos del juego. Tiene un capítulo de diseño de personajes, anatomía, técnicas, luz, color, etc. Ofrece una visión general del arte clásico y los videojuegos.)

Artículos en mi blog que recomiendo leer:

Advertencia Final

Si te gusta hacer videojuegos pero sientes que no puedes financiar tus proyectos o desarrollar todo lo que te gustaría, habrás experimentado la realidad de esta profesión. Incluso grandes empresas han cerrado sus puertas por no poder financiar más proyectos. Lo aconsejable es evitar ser demasiado ambicioso y preferir sacar más títulos que te reporten ganancias en lugar de tomar grandes riesgos en proyectos que tomen años y que al final no sean el éxito que supones. Adicionalmente, también podrías dedicarte a áreas más específicas y conexas como control de calidad de los juegos, traductor, etc.