De cuando me inscribí en un taller de dramaturgia

Hola amigos, espero que estén bien. Han pasado muchos meses desde la última vez que escribí en el blog. He estado súper ocupada con un montón de cosas y, además, no tenía Internet en mi casa (avería telefónica.) Luego les estaré contando los pormenores de algunas cosas que hice este año. Por lo pronto, les dejo este post que escribí hace tiempo sobre mi taller de dramaturgia, no había tenido oportunidad de publicarlo.

El año pasado me inscribí en un Taller Experimental de Dramaturgia. El objetivo principal era enseñar a escribir y dirigir obras de teatro. Tenía clases tres días a la semana: lunes, miércoles y viernes. El taller avanzó vertiginosamente y me resultó complicado. La mayoría de los alumnos eran conocidos del profesor y tenían experiencia escribiendo y actuando. El profesor asumió que todos los alumnos tenían el mismo nivel y, por consiguiente, las enseñanzas al comienzo fueron instrucciones escuetas. El profesor hablaba haciendo referencia a varias obras que no conocía y usaba términos en otro idioma como: la sceneggiatura. Me costaba seguir el ritmo, yo no sabía ni qué era una didascalia, pero por el contexto trataba de entender y cuando no entendía preguntaba. Además, tomaba notas de todo lo que desconocía.

Al final de la primera clase el profesor pidió que trajeran para la siguiente: el título de la obra que desarrollaríamos junto con una sinopsis y la dramatis personae. Si me parecía terrible estar perdida la mayor parte del tiempo en la primera clase, me pareció nefasto tener que inventar una obra de teatro desde cero (sin experiencia ni conocimiento) en día y medio. Al final opté por una obra de ciencia ficción porque es un género que me gusta y usé una idea que se me había ocurrido hace tiempo para un cuento: El fin del mundo y un viejo multimillonario a salvo en su submarino. Necesitaba algo rápido y ese fue mi punto de partida. No tenía tiempo y, además, necesitaba investigar muchas cosas. Me inventé una historia, varios personajes, luego reduje la cantidad de personajes porque el profesor dijo que  3 o 4 eran suficientes (además, no quería complicarme ni tenía tiempo para eso.) Cuando terminé mi obra me di cuenta de que fue un acierto pensar todo desde el comienzo, aunque no tuviese experiencia escribiendo, la obra fluía sola (mis compañeros no lo hicieron y sufrieron u.u)

En la clase siguiente me sorprendí al ver que muchos compañeros harían adaptaciones de libros o cuentos. Fui la única que presentó una dramatis personae ultra detallada y una sinopsis extensa, con atisbo de final incluido (tuve que resumirlo todo muchísimo.) El profesor nos puso a leer varios de sus libros y me di cuenta que en su dramatis personae sólo nombraba a los personajes, no los describía extensamente como había hecho yo (él dijo que había que hacer la descripción u_u). También, detallé la forma en la que él escribía las didascalias, los actos y los diálogos.

Para la siguiente clase pidió que hicieran el primer acto. Fui la única que lo hizo completo. En cada clase había  que leer un acto nuevo, pronto mis compañeros quedaron atrás. El profesor se sorprendió mucho cuando se enteró que era mi primera obra y que mi experiencia con el teatro era nula. Él comentó que yo era muy inteligente y tenía facilidad para escribir teatro porque lo hacía bien y muy rápido (no me resultó nada fácil ಠﭛಠ.)

Finalicé mi obra y el profesor comentó que no iba a detenerse por los demás y que iba a seguir sólo conmigo si era necesario. Me convertí en la consentida del profesor…y de todos en la clase. Una compañera me pidió con insistencia que fuera a su programa de radio (no fui), el profesor me invitó a  ver su obra (tampoco fui. Típico de Xklibur: Le llueven invitaciones y nunca va. Ni siquiera cuando la invitan al extranjero con los gastos pagos.) Los compañeros me llevaban la silla cuando veíamos clases en el jardín, debajo de los árboles porque hacía calor y un compañero me regaló un libro de poesía que escribió él (Típico de Xklibur: Siempre recibe regalos.)

Terminé mi obra en tiempo récord. Tenía pensado hacer dos actos pero al final hice sólo un Acto único. Recopilarán todas las obras en un libro digital. No publico la obra porque luego se la roban (como hacen con mis comics, tutoriales, recetas, etc.)

Para las clases de dirección y puesta en escena debía hacer un video para proyectarlo antes de empezar la obra.  Mi amigo Gerson grabó unas cosas para mí en Nueva Zelanda (mil gracias <3) pero al final no se llevaron a cabo porque el profe tenía que viajar. El profe es un hombre muy solicitado y ocupado u.u. Él nos contaba anécdotas de sus trabajos en los grandes escenarios del mundo. Trabajó en Estados Unidos, Francia, Italia y otros países (sí, obviamente habla varios idiomas.) También, participó en muchos festivales internacionales de teatro y ha escrito muchas obras teatrales y libros de poesía. Es un buen profesor, muy experimentado y exigente. Nos mandó a leer varias obras: La Poética de Aristóteles, Esperando a Godot, Long day’s journey into night, entre otros. También, leímos en clases fragmentos de obras de Shakespeare en inglés y en español para ver las diferencias en la rima.

Fue interesante, desafiante y entretenido hasta cierto punto. Además, adquirí conocimiento relevante para mi trabajo (los guiones de videojuegos guardan similitud con los guiones de teatro.) Creo que podría resumir las enseñanzas más relevantes de la siguiente manera:

1- Conflictos por resolver: En la obra debe haber conflictos por resolver y deben ser resueltos con inteligencia para evitar en lo posible lo que se conoce como Deus ex machina. Básicamente, el Deus ex machina ocurre cuando una situación es resuelta sin coherencia por un elemento externo al planteamiento, casi por intervención divina. Indica que no todos los aspectos de la trama fueron bien pensados. Se aplica también a los videojuegos y los libros de literatura en prosa.

2- Rápido Avance: La obra debe avanzar rápido y de la forma más directa posible, sin divagar. Hay que suprimir todo lo que es irrelevante (Arma de Chéjov) y debe haber fluidez. Los espectadores observan y no hay margen para extenderse en ideas insustanciales que sólo harán que el público pierda interés.

3- Cambios:  En la medida de lo posible, es importante que existan cambios. Los personajes, idealmente, deben experimentar evolución o cambios físicos, de estado o psicológicos. Al finalizar la obra no deben ser los mismos que al comienzo. Por ejemplo, al final de mi obra la Androide es más humana. En los videojuegos se aprecia mucho que el personaje con el que inicias va evolucionando, volviéndose más fuerte o adquiriendo items poderosos. 

Pienso tomar la versión extendida de mi obra y hacer en cualquier momento una novela visual. Además, quiero participar en algún concurso de obras de teatro de ciencia ficción XD…si se enteran de alguno me avisan.

Me gustó el taller y escribí mi primera (y probablemente única) obra de teatro: Money, stupidity and the end of the world. Dudo que algún día haga algo tan genial como: Moon Saga – Mysteries of Yoshitsune I&II . Una obra escrita, producida, dirigida y, obviamente, interpretada por Gackt. La música también es de él. Las de Clamp le hicieron el vestuario o.O. Utilizan Projection Mapping, así que los efectos en escena son increíbles (no es el mejor video para ver los efectos, pero es corto u_u)