La batalla de los diseñadores – Segunda parte

Segunda parte: Tácticas Santas de Guerra

… Las quejas desbordaron el dolor reprimido y los entes portentosos mostraron sus colmillos tallados por la razón. Era la señal de que el inminente combate había comenzado. La esperanza le fue fiel al bando del conocimiento mas no la suerte. Sus filas menguaban multiplicando al bando contrario y las fracturas profundas en su denuedo dificultaban la victoria. Como último recurso confiaron su destino a …

La ventaja competitiva y la estrategia comercial

Una ventaja competitiva representa aquellas características que se emplean para reforzar o afianzar una posición ventajosa ante los competidores. Ésta debe formar parte de la estrategia que emplees y se orienta en función a los objetivos que te hayas trazado. La esencia de la ventaja competitiva radica en actividades discretas y específicas, por consiguiente resulta necesario seccionar la actividad que realizas, la cual se encuentra determinada en última instancia por las necesidades del cliente que pretendes satisfacer. En términos más simples, consiste en identificar las características comunes a todos tus trabajos y en función a los conocimientos y destrezas que poseas crear con ellos valor y atractivo para el cliente. Por ejemplo, si tienes experiencia y eres rápido terminando los trabajos, sin que implique deterioro de la calidad, puedes convertir el corto tiempo de entrega en tu ventaja competitiva.

Por su parte, la estrategia comercial constituye un programa general de acción que involucra la adaptación de los recursos y habilidades de las que dispones con el fin de aprovechar oportunidades, evaluando los riesgos inherentes a la actividad que desarrollarás, para lograr los objetivos propuestos. Supongo que este término no debe crearte confusión porque tienes objetivos claramente definidos e implementas algún método para lograrlos, de no ser así ¿qué rayos haces en este mundo?…. mejor es que te pegues un tiro .

Prosiguiendo con el tema, ¿Cuáles son tus planes laborales a futuro?, ¿quieres trabajar toda la vida como freelance, piensas montar tu propia empresa o trabajar de forma fija en alguna?, ¿persigues los beneficios de un seguro social?. Estos son varios de los cuestionamientos básicos a evaluar para poder establecer tu estrategia. Una vez que tengas claro tus deseos laborales procederás a formular tu plan general de acción en función a tus objetivos, habilidades, oportunidades, recursos, fortalezas y debilidades.

La principal estrategia enemiga

Pedrito del Palote y los profesionales que regalan su trabajo emplean principalmente una estrategia ofensiva de ataque frontal, basada en una ventaja competitiva de costes, puesto que ofertan sus servicios a un irrisorio precio. Esta estrategia es efectiva para atraer clientes, y su ganancia se basa en el volumen de los mismos, pero tributa con la devaluación de la seriedad profesional del trabajo de los diseñadores. Contraatacar utilizando la misma estrategia es un error. Debes valorar el trabajo que haces en base a un precio razonable, manteniendo siempre una calidad superior, esa es la forma adecuada de proceder. Los clientes inteligentes suelen comparar la calidad de los trabajos y todos coinciden en querer lo mejor para su empresa, es ahí de donde debes sacar provecho. Siempre mantén tu precio en consonancia con la calidad de lo que ofreces no importa que los demás lo consideran caro. Eso ayuda a crear prestigio. Para competir puedes crear promociones a un precio justo o dar descuentos pero nunca aceptar precios ínfimos. Como profesional debes notar que regalar tu trabajo sólo contribuye con el detrimento de las condiciones laborales de los diseñadores y la devaluación de la profesión. Es preferible, si tienes urgencias monetarias, dedicarte a otra actividad relacionada con tus conocimientos como dictar cursos o clases en alguna universidad o instituto educativo U_U.

Consideraciones para establecer una estrategia competitiva

No podemos ajustarnos a una estrategia arbitrariamente porque suene cool, como ya he referido debe estar en consonancia con la preparación y objetivos de cada quien. De esta manera hay que considerar ciertos aspectos como: tus fortalezas, debilidades y la forma en la que ofreces tus servicios. ¿Dónde estás buscando trabajo?, ¿argumentas bien el por qué de tu precio?, ¿muestras tus mejores trabajos?, ¿haces énfasis en tu experiencia?, ¿qué haces para buscar clientes?, ¿a dónde sueles ir cuando estás libre? Y cualquier otra pregunta que contribuya con el esclarecimiento de tus ideales y procedimientos con el fin de implementar tu estrategia y corregir fallas.

Ten siempre presente que tú y tus conocimientos son el mejor y único producto que tienes para ofrecer. En ese sentido, debes utilizar la inversión hecha en tu preparación como una ventaja sobre Pedrito del Palote, creando una estrategia de diferenciación. Ésta persigue la diferenciación del servicio que ofreces, para que sea percibido como único, y los clientes estén dispuestos a pagar más. Seguro que en este punto piensas que todo está muy lindo pero que la realidad en la práctica es otra. No he dicho que sea algo fácil de lograr, hasta para las grandes compañías es un tema serio, pero depende de la astucia de cada quien. ¿Has pensado en qué puedes ofrecer que resulte atractivo y diferente para el cliente? la innovación y la preparación constante son factores importante en la estrategia de diferenciación.

En la próxima entrega expondré varias sugerencias para establecer una estrategia competitiva.

Leer la primera parte