El rescate de 1984

Hace varios días rescaté un alijo de libros viejos que mi tía pensaba quemar por razones de mudanza. Algunos relativamente nuevos, otros no tanto. Dentro de los libros encontré dos de ciencia ficción: Soplo Mortal de Isaac Asimov y 1984 de George Orwell.

1984

Hace ya cierto tiempo que el buen Freddie me pasó este libro y se lo agradezco sinceramente porque es un excelente libro y creo que no lo hubiese llegado a leer de otra forma, puesto que el título del libro no me llama la atención en lo más mínimo. Me hace figurar que es algo sobre historia en lugar de un estupendo libro de ficción y política. (Freddie, mil gracias. *le da una medallita a Freddie)

El ambiente donde se desenvuelve la obra es un mundo en el que el orden y la jerarquía social conducen a la neurosis. Las personas son obligadas a reprimir sus deseos naturales frustrándolos en su tendencia innata a adaptarse biológica y psicológicamente a un entorno como individuos normales y libres. Sin embargo, los protagonistas disienten con el orden establecido. Cada individuo tiene una tendencia innata a sobrevivir y reafirmarse que conduce al crecimiento personal y aumentan su capacidad de autoconocimiento. El comportamiento neurótico bloquea la capacidad inherente a la persona de crecer positivamente y cambiar. Es difícil dominar la conciencia de las personas sobre sus emociones, estado físico y necesidades así se repriman o modifiquen los estímulos físicos y psicológicos del ambiente donde viven pero en el libro explican métodos de tortura extremos, capaces de modificar la conducta humana. De eso se encarga el Ministerio del amor.

Existen cuatro ministerios que se encargan de mantener el orden. Los Ministerios tienen nombres contradictorios según las funciones que ejercen: Ministerio del Amor, Ministerio de la Paz, Ministerio de la Abundancia, Ministerio de la Verdad.

También existe un personaje llamado el Gran Hermano, que es tan misterioso como Sauron el malo del Señor de los Anillos. El Gran Hermano todo lo sabe y siempre vigila a todos, es el líder político que todo lo puede y gobierna desde la luz de la oscuridad y promulga la unión y la paz bajo los lineamientos de su partido.

Igualmente, hay un nuevo lenguaje llamado Neolengua, que bloquea el proceso de aprendizaje, la atención, la memoria, la percepción, las pautas de reconocimiento y el uso del lenguaje en el proceso de aprendizaje. Elimina los procesos mentales de formación de conceptos y la resolución de problemas. Hace a los hombres dóciles y vulnerables.

Como aspecto curioso la novela fue escrita en 1948 bajo el nombre de El último hombre en Europa pero fue cambiado a 1984 por motivos comerciales. No voy a contarles exactamente de qué va la historia porque sería arruinarles la obra. Lean el libro.

Es un libro excelente que recomiendo, aunque mi favorito, sobre muchos libros de ciencia ficción, es Forastero en tierra extraña (Otra cosa que agradecer a Freddie U_U).