Evolución del Anime

El anime, como la mayoría de las cosas humanas, se encuentra sujeto a cambios y mejoras propiciadas principalmente por la evolución de la sociedad. Los japoneses han absorbido gran cantidad de elementos extranjeros, principalmente de Estados Unidos, modificándolos posteriormente según sus preferencias. Esto ha influido en las nuevas tendencias que se observan en el anime, pues éste ha ido adaptándose a las tendencias sociales.

Podemos diferenciar varios aspectos principales que han cambiado a lo largo de los años en las series de anime:

Estilo de dibujo y animaciones: Los avances tecnológicos en el área gráfica y de animación han originado cambios bruscos en esos aspectos. En los animes actuales se observa la presencia de imágenes y animaciones 3D, así como la utilización de una mayor gama de colores, contrastes, luces y sombras dando como resultado dibujos más definidos y de alta calidad. Además, se incorporan efectos especiales que proporcionan un mayor realismo a las escenas, principalmente de acción, creando asimismo un ambiente que emula los efectos reales en sus mínimos detalles complementando de tal forma la calidad de las animaciones individuales de los personajes. Igualmente, las perspectivas y enfoques desde varios ángulos, que incorporan actualmente las animaciones, han incrementado notablemente el resultado final de las mismas.

fate stay night Last exile Ao no Roku-go Blue submarine

Respecto al estilo de dibujo, podemos observar que es algo subjetivo, cada autor tiene su propio estilo pero en términos generales actualmente predomina el diseño de personajes estándar caracterizado por una contextura normal en contraste con el diseño estilizado de los años 70. Empero, como dije al inicio depende de la técnica y preferencia de cada autor, así podemos encontrar animes cuyo diseño de personajes difiere totalmente del modelo estándar, por ejemplo: el diseño narizón…errr.. el diseño de Escaflowne o el de Crayon chin chan.

capitan harlock Crayon chin chan

Elementos emotivos: La mayoría de las series actuales no poseen la carga emotiva de los animes clásicos, pues en éstos, el sufrimiento, las desgracias, las demostraciones de amistad y entrega tienen un grado de profundidad mayor. Por ejemplo, en series como Candy Candy, Astro boy, Galáctico, Mazinger Z, José Miel, Capitán Harlock, entre otras, los protagonistas deben vencer muchas adversidades y no siempre obtienen los resultados que el espectador, que ha seguido con ellos su historia, desearía. No obstante, constituyen una lección de vida, llevan implícito un mensaje y logran transmitir las emociones con crudeza proporcionando una sensación de realismo, aunque no por ello carecían totalmente de diversión. Es importante aclarar que lo anterior no significa que no existan animes en la actualidad con las características de los animes antiguos antes descritas pero la tendencia general es contraria a ellas.

Astroboy Mazinger Z galactico

Argumento: Como se comentó en la sección anterior, la mayoría de las historias de los animes de hace varias décadas, son trágicas o se encuentra presente el sufrimiento. Aunado a eso, los argumentos son más continuos, la trama conlleva una mayor profundidad, los personajes poseen una personalidad bien definida y extremista, es decir, los malos malosos son terriblemente malos y los buenos luchan hasta el final con todo lo que tienen reflejando la concepción del pueblo japonés de entrega y sacrificio. Es infrecuente encontrar un anime de los años 70 con historias de giros inesperados o con salidas rebuscadas.

En antagonismo, la mayoría de las series actuales son más ligeras, con argumentos en ocasiones insustanciales y recurren a las animaciones o al diseño de personajes exuberantes para captar la atención del espectador. No obstante cabe resaltar que no todo el anime actual es así, existen algunos muy originales y cuya trama y dibujos han sido muy cuidados. No obstante, se ha suscitado un cambio sustancial en relación con el enfoque predominante en las antiguas series, por ejemplo en el primer capítulo de Ouran High School Host Club, una chica trata de engañar a todos haciendo creer que el/la protagonista trata de abusar de ella, además de tirar sus cosas a una fuente, pero es descubierta y puesta en evidencia por uno de los personajes principales y termina siendo expulsada del club. Ahora piensen en Candy Candy, difícilmente saldría bien librada de una situación así. Sería castigada por varios días, una de las monjas quedaría ciega, su mejor amiga se molestaría con ella, la persona que le gusta se iría con la que le tendió la trampa, intervendrían el banco donde guardaba sus ahorros y si tuviera perro moriría de una comezón extraña U_U . Lo anterior indica que el anime actual se enfoca en otros aspectos dejando de lado el sufrimiento y dando paso a nuevos estilos.

ouran high school Candy candy

El por qué de estos cambios no lo sé con certeza pero puedo aventurarme a especular sobre el tema. El anime refleja mucho la sociedad nipona, por tal motivo ha ido cambiando con ésta, pasando por los traumas de la guerra hasta el progreso y aparente calma de la era moderna. Es por eso que a lo largo de la evolución del anime los autores se han enfocado en los aspectos sociales de una u otra forma, bien sea tratando de agregar más elementos de entretenimiento y originalidad a sus obras o a manera de crítica. Por ejemplo, el director y escritor Hiroyuki Yamada, expresa que su intención en la serie Honneamise no Tsubasa era “ridiculizar una sociedad que no se toma seriamente el anime a través de otra sociedad que no cree en los viajes espaciales”. Así, se pone en evidencia que los autores suelen tomar en cuenta a la sociedad al momento de realizar sus obras, pues al final se encuentran dirigidas a ella.

School rumble Suzumiya Haruhi no Yuutsu Honey and clover

Aunado a lo anterior, Japón, al convertirse en un país con tendencias consumistas, requiere que los animes, productos actuales de exportación, posean una aceptación masiva en el mercado del entretenimiento por lo cual han disminuido las historias trágicas y sentimentales dando preferencia a series de contenido ligero, de un estilo gracioso y casi americanizado y con personajes de gran aceptación con los que el público se sienta identificado o a historias profundas, con una alta calidad argumental. No obstante, como es de esperar, existen opiniones diversas sobre el tema y a juicio de cada persona los animes antiguos pueden ser mejores o de mayor o menor profundidad que los actuales por lo que todo dependerá del enfoque que le otorgue cada quien.