La Princesa de Biribon. Segunda Parte

Autora: Magdalena Díaz

Título de la obra: The Legend of the Ninja: The forbiden book

En pleno Renacimiento:

Capítulo 1:- La princesa de Biribon.

Leer primera parte

chica ninja

Yaseiko:- ¿So… soltar al señor? ¿A qué se refiere? ¡Yo no he hecho nada! (Exclamó totalmente confundida)
Hombre:- Huh… (Se escucha una voz, un poco extraña bajo Yaseiko. Pareciera que su emisor está golpeado o herido)
Yaseiko:- ¿E-esa voz? (Se voltea al escuchar una voz conocida detrás de ella)
Hombre:- Por favor… bájate de mí…
Yaseiko:- ¡¿QUÉ?! (Debajo de ella se encontraba alguien, estaba siendo aplastado por Yaseiko. Inmediatamente saltó permitiendo al hombre ponerse de pie.)
Hombre:- Gracias…
Yaseiko- ¿Usted… usted es…?
Hombre:- Huh… Así es… Kazuyo Gouki… (Se mostraba con una dulce sonrisa)
Yaseiko:- ¡El chico entrometido de esta tarde! (Exclamó sorprendida)
Kazuyo:- ¿Huh? Lo de entrometido se encuentra un poco fuera de lugar ¿No crees? (Suspira)
Yaseiko:- Por supuesto que no…
Soldado:- Señor ¿Conoce a esta joven?
Kazuyo:- De hecho yo…
Yaseiko:- (Interrumpe a Kazuyo) ¡No!

Kazuyo:- ¿Qué? ¿Qué le sucede a esta chica?
Yaseiko:- ¡Nunca lo había visto! Lo he confundido con mi difunto esposo. Lamento lo de su azotea de cristal ¡Adiós! (Intenta alejarse rápidamente pero los soldados la detienen)
Kazuyo:- Espera… ¿A dónde vas? (Dice tan suave que nadie logra escucharlo)
Soldados:- No puedes marcharte…
Yaseiko:- Oh, no tenía ganas de aniquilar a su señor… solo tuve un accidente mientras corría por las azoteas de… oh, demonios, nadie va a creerme… (Suspira al notar lo ridícula que es su situación.)
Kazuyo:- Déjenla, ella es una amiga mía, es más ésta noche ella se quedará a dormir aquí. (Exclama feliz)
Yaseiko:- ¡Así es! ¿¡QUÉ!? Oh no, créeme no es lo que usted desea…
Kazuyo:- ¡Claro que sí!
Yaseiko:- Además…  debo ir a mi casa a alimentar a mi esposo y a mis hijos…
Kazuyo:- Creí que habías dicho que tu esposo había fallecido… (Pregunta confundido)
Yaseiko:- ¿Huh?… (Suspira) ¿A quién quiero engañar? Soy muy joven para casarme ¡Tengo solamente catorce años! (Exclamó con un lloriqueo)
Kazuyo:- Entonces aceptas quedarte aquí…
Yaseiko:- ¿En que momento accedí? De todas formas, solamente estoy aquí para agradecerle por lo de ésta tarde… a pesar de que podría haberlo hecho sola, ya sabes, los grilletes lo hacían un poco más difícil…
Kazuyo:- Oh, en realidad yo debería agradecerte…
Yaseiko:- ¿A mí? ¿Por qué? Éste hombre es un poco extraño…
Kazuyo:- Si tú no hubieras estado allí, quizá yo hubiera permitido que continuara la venta de esclavos clandestinamente… creo que el destino te ha traído hoy aquí…
Yaseiko:- ¿Destino? Más bien creo que se debe a que el techo de cristal era un poco frágil…
Kazuyo:- Sea debido a lo que sea, el hecho es que tú estás aquí, y quisiera que…
Yaseiko:- (Aprovecha el momento para acercarse a la puerta. Lo único que Yaseiko escuchaba eran palabras, palabras y… palabras.)
Kazuyo:- Bueno, sabes a lo que me refiero. Oye, si aceptas quedarte esta noche probarás el delicioso banquete que están preparando en la cocina…
Yaseiko:- ¿Ban-Banquete? (Cuando escucha esa palabra sus ojos se iluminan) ¡Me quedaré! Sí tanto insistes…
Kazuyo:- ¡Así se habla! Antes de comer ¿No preferirías tomar un baño? Aquí tienes todo lo que necesitas, yo buscaré ropa de tu talla, de seguro tengo algo guardado.
Yaseiko:- Oh, Muchas gracias… (Sonríe)
Kazuyo:- ¿Qué? No debes agradecerme… le diré a Haruka que te guíe y prepare el baño…
Yaseiko:- ¡Ok!

Unos minutos después…

Yaseiko.- Se supone que deba buscar a Haruka… ¿Cómo será ella? Bueno, de seguro es una joven bella… (De repente, se encuentra a una muy sospechosa joven, de ropas negras ingresando por la ventana) ¡Tú! ¿Ropa negra? ¿Ingresando a la mansión por una ventana? ¿Con armas? ¿Con una estrella en su mano? ¡Sin duda luce como una digna sirvienta del emperador!
Mujer:- ¿Huh? Demonios… me descubrieron…
Yaseiko:- ¡Tú!
Mujer:- Oh… maldición… (Mientras mira a la joven, un tanto preocupada)
Yaseiko:- ¡Tu debes ser Haruka! La chica que trabaja en la mansión… ¿No es así?
Mujer:- ¿Qué? Oh dios, que chica tan tonta… (Risas) Oh, sí… así es. Es un placer señorita…
Yaseiko:- Murasakiro, pero puedes decirme Yaseiko…
Mujer:- Señorita Yaseiko…
Yaseiko:- El señor Gouki me envió con usted para que me guiara al baño…
Mujer:- Oh sí… el baño es por aquí… Supongo que el baño era aquél lujoso cuarto en la entrada… bueno ésta chica no parece muy inteligente así que será fácil engañarla…
Yaseiko:- Muchas gracias señorita Haruka…

Media hora después…

Yaseiko:- Disculpe… señorita Haruka…
Haruka:- Sí, joven Yaseiko ¿Qué desea?
Yaseiko:- No es mi intención ser molesta pero… hace ya más de treinta minutos que estamos recorriendo la mansión… ¿Segura que sabe dónde se encuentra el baño?
Haruka:- Oh… es que soy nueva aquí pero… ¡Allí está!
Yaseiko:- ¿Huh? Ya está… preparado ¡Qué velocidad!
Haruka:- Ha sido un placer. Adiós… (Se despide muy rápido y se marcha)
Yaseiko:- ¿Huh? Que mujer más extraña… bueno… ¡es hora de bañarme! (Abre la mampara y se encuentra con una enorme bañera con agua caliente) ¡YAPPA! Ohh… ésta bañera… que agua más deliciosa… (Yaseiko rápidamente entra a la bañera y se recuesta. Repentinamente escucha un sonido, alguien abría la puerta) ¿Huh? Debe ser Haruka… (Susurra) ¡Entra Haruka!
???:- ¿Huh? ¿Ha-Haruka?
Yaseiko:- ¿Qué? Esa… esa voz es…
???:- ¿Tú?
Yaseiko:- ¡¿Señor Gouki?! (Exclamó totalmente sorprendida)
Kazuyo:- ¡¿Yaseiko?! ¿Qué haces aquí?
Yaseiko:- ¿Qué haces tú aquí? ¡No debes entrar al baño cuando hay una chica dentro!
Kazuyo:- ¡Eso no sucedería si las mujeres no entrasen al baño de hombres!
Yaseiko:- ¿Baño… baño de hombres? (Se sonroja) ¿Pero cómo…? (Rápidamente se levanta, sin darse cuenta que sólo la cubría una toalla)
Kazuyo:- ¿Huh?  (Mira sonrojado a la bella niña)
Yaseiko:- ¿Qué? Po-por favor voltéate mientras me visto… ¿Quieres?
Kazuyo:- S-sí… (Se voltea un poco avergonzado, mientras Yaseiko se vestía)
Yaseiko:- ¿¡Oh…!? (Exclama cómo si hubiera notado algo…)
Kazuyo:- ¿¡Qué-qué sucede!?
Yaseiko:-  ¡Maldito pervertido! (Dice muy enojada)
Kazuyo:- ¿Qué? ¿Qué estás diciendo?
Yaseiko:- ¡Tú enviaste a esa chica, Haruka, para que me trajera al baño de hombres así poder cumplir tus pervertidos sueños conmigo!
Kazuyo:- ¿Co-cómo  dices? ¿Qué chica? Jamás haría eso… realmente tienes mucha imaginación…
Yaseiko:- No intentes engañarme, después de todo ¿Con que motivos un emperador invitaría a una chica a su casa? Era de esperarse…
Kazuyo:- Ninguna chica Haruka vive aquí…
Yaseiko:- ¡Claro que sí! Yo misma la vi… además… ¿Por qué me envirarías con una persona que no existe?
Kazuyo:- ¿A qué te refieres? ¡Yo te envié con Haruka! Pero Haruka es un hombre…
Yaseiko:- ¿Un hombre? No puede ser…
Kazuyo:- No puedo creer que pensaras en mí como un pervertido…y menos con una niña como tú…
Yaseiko:- Oh… Debe ser una broma… (Dice bastante nerviosa)
Kazuyo:- No es así… pero si tú hablaste con una chica…
Yaseiko:- ¡Por favor! Dime que Haruka es cómo de mi estatura… de cabello largo… vestida de negro… y con una estrella en la mano… Huh…
Kazuyo:- Lo siento, pero Haruka es… ¿Una estrella en la mano?
Yaseiko:- Así es… un tatuaje un poco extraño…
Kazuyo:- ¡No es cualquier tatuaje! ¡Los kuronen de Hanmassu llevan un tatuaje en forma de estrella en sus manos para poder identificarse!
Yaseiko:- ¿Han…Hanmassu? (Al escuchar eso todo el cuerpo de Yaseiko se estremeció)
Kazuyo:- ¡Así es! (Dice mientras se acerca corriendo a la puerta principal) ¡Haruka! ¡Espías de Hanmassu se encuentran dentro de la mansión! (Le grita a su amigo quien rápidamente se acerca a Kazuyo)
Haruka:- Demonios…
Yaseiko:- Han… Hanmassu… ¿Serán los Kuronen que…? ¡Los aniquilaré! (Corre a gran velocidad, rebasando  a Haruka y Kazuyo)
Kazuyo:- ¿Huh? (La ve pasar velozmente, con una mirada muy diferente a la de antes. Parecía perdida en sus pensamientos) ¿Qué haces?
- En ese momento el guardia de la puerta principal se acerca rápidamente deteniendo a Yaseiko –
Guardia:- ¡Señor Gouki! ¡Espías de Hanmassu ingresaron a la mansión!
Kazuyo:- ¡Ya lo sé! ¿Dónde se encuentran ahora?
Guardia:- Se escaparon… no pudimos detenerlos. Solo pudimos identificarlos. Se trataba de la kuronen acrobática de Hanmassu, la señorita Sara y tres de sus ninjas de nivel medio. Cuando pudimos verlos la ninja lanzó su humo de veneno y desaparecieron… (Dice agitado)
Kazuyo:- ¿Qué diablos estarían tramando entrando aquí?
Haruka:- ¿No es más que obvio a que han venido…?
Guardia:- Al parecer no robaron nada…
Kazuyo:- … diles a los demás que estén alerta. Hasta el momento es la única orden que puedo darles…
Yaseiko:- (Se encontraba en silencio frente a la enorme puerta)
Kazuyo:- ¿Te encuentras bien, Yaseiko?
Yaseiko:- Me voy de aquí… (Se ve muy alterada y sin dar un motivo abre la puerta lista para salir)
Haruka:- Señorita Murasakiro… (Dice muy serio)
Yaseiko:- No me interesa lo que tengan para decirme…
Haruka:- Supongo que no sabes aún de la situación del archipiélago (Refiriéndose al conjunto de las islas Biribon, Hanmassu, Saint Rose y antiguamente María. Él archipiélago de los “Cuatro imperios” ubicado en el Océano Pacífico.)… ¿No es así?
Yaseiko:- ¿Situación del archipiélago? ¿A qué te refieres?
Kazuyo:- Hanmassu… Biribon… Saint Rose. Los tres imperios que actualmente conforman el Archipiélago se encuentran enfrentados…
Yaseiko:- ¿Enfrentados? Pero…
Haruka:- ¿Cómo puede no haberlo notado? Numerosos ninjas de todos los imperios rondan por las calles portando sus espadas, los policías no pueden ya con tantos casos de asesinato en las calles, los Biribones se encuentran en estado de pánico…
Yaseiko:- Pero… ¿A qué se debe esto?

…continuará

Recuerden que su apreciación de la obra es importante para la autora (No mercy). Dejen sus comentarios y recomendaciones.

¿Tienes escritos de calidad, reseñas de anime y manga o cualquier material genial que deseas publicar pero no tienes blog (o tienes pero nadie lo lee) y deseas ser igual de c00l que Magdalena?, enviámelo al siguiente correo xklibur@cristalab.com para evaluarlo. Conviértete en un colaborador más de este prestigioso weblog y diferénciate del resto de mortales U_U