Cómo empezar a desarrollar un videojuego

Muchos de los que desean iniciar en el mundo del desarrollo de videojuegos frecuentemente se preguntan por dónde empezar y qué deben tomar en consideración para hacer un videojuego. Pueden existir diferencias importantes entre proyectos, relativas a la inversión en tiempo y otros recursos. No obstante, existen varias fases comunes a cualquier proyecto típico de desarrollo de videojuegos que pueden orientarte en todos los escenarios posibles.

El gran sueño

Todo comienza con una gran idea, generalmente ambigüa. Suele ser una idea del tipo: “estaría genial tener un muñequito que salta y tiene un arma láser antialienígenas”, o “estaría genial implementar este puzzle de tipo numérico”, o así. A partir de esta idea debe delimitarse la forma del gameplay, es decir, la mecánica del juego con sus reglas y detalles. Esta idea inicial es el punto de partida y estará colmada de ilusiones e imposibles, como todo gran sueño, y de muchas características que irán perfeccionándose a medida que avanza el proyecto, de forma tal, que el videojuego terminado diferirá enormemente de nuestra primera visión. Es un momento en el que suele haber un nivel de motivación muy alto, por lo que resulta conveniente aprender a encontrar soluciones cuando no es factible implementar lo que deseamos para evitar desanimarnos y lograr terminar el proyecto. Por lo general, estas situaciones que tienden a detenernos están relacionadas con expectativas muy altas: para salir de ellas resulta recomendable apelar a simplificaciones, buscar caminos más cortos y sencillos.

Evaluación previa de mercado

Antes de comenzar el desarrollo es preciso determinar las tendencias de consumo actual de videojuegos. Se evalúa el aspecto gráfico, musical, técnico, de género, e incluso de comercialización. En esta fase se reúnen datos para guiar las ideas concebidas hacia objetivos comercialmente rentables o para generar ideas que permitan definir el tipo de videojuego que podemos desarrollar según el target al que queramos dirigirnos. Hay diferencias abismales entre un juego para usuarios de alto perfil tecnológico (un geek, digamos) y otro para abuelitas.

La evaluación de mercado es una fase amplia y compleja que requiere de cierta capacidad investigativa. Permitirá vislumbrar qué tipo de videojuego tiene más demanda, qué sistema de comercialización te favorece más, si tus ideas ya han sido implementadas, resultan complejas o no encajan en el estándar de comercialización, las tendencias gráficas y técnicas, entre otras cosas.

Si planeas desarrollar un videojuego con fines no comerciales y tienes una idea bien definida de lo que deseas realizar podrías omitir esta fase. Aunque yo siempre recomiendo investigar y determinar si existe algo similar a lo que planeas desarrollar porque amplía tu visión sobre el gameplay, te ayuda a mejorar y a aprender sobre aspectos técnicos.

Factibilidad técnica

En esta fase debes determinar para qué plataforma desarrollarás y la tecnología que usarás según tu gameplay y estilo gráfico. En tal sentido, una vez definida la plataforma, que puede abarcar desde PC, consola, dispositivos móviles, web, e incluso  televisión, debes investigar qué tecnología te permitirá desarrollar más cómodamente tu videojuego, incluyendo las bibliotecas que puedas requerir. Todo dependerá de tu gameplay.

Por ejemplo, si planeas desarrollar un videojuego de estrategia en 3D, para varias plataformas, incluyendo web y dispositivos móviles, podrías programarlo en Java y usar jMonkeyEngine, que es todo un entorno de desarrollo e incluye bibliotecas geniales. En cambio, si lo que deseas es desarrollar una novela visual puedes usarRen’Py, programar tu videjojuego con Python y tenerlo para varias plataformas. Pero si quieres desarrollar algo estilo Angry Birds, Ren’Py sería una pésima opción porque no maneja física ni partículas.. Todo dependerá de tu gameplay y las plataformas para las que quieras desarrollar.

Conceptualización y diseño

En esta fase se determina y documenta lo relativo al desarrollo del videojuego propiamente dicho. Se define con detalle el gameplay, el género, número de jugadores, el storyboard, el intro, el final, los escenarios, el sonido, el arte conceptual y todo lo que se desarrollará.

Se documenta con la intención de facilitar el trabajo posterior y determinar con exactitud los recursos necesarios, traducidos en recursos humanos, activos gráficos, de sonido, entre otros. Adicionalmente, si por algún motivo alguien más se incorpora en el proyecto sólo con la lectura de ese documento entenderá lo que se pretende desarrollar, tanto de forma global como sus tareas específicas. Por otro lado, si es necesario realizar modificaciones puede apreciarse mejor si se altera de alguna forma la lógica del videojuego desde el principio hasta el final.

Planificación

Luego de definir todo, se identifican las tareas necesarias para desarrollar el videojuego y se estructuran en actividades que se asignarán a cada miembro del equipo de trabajo. Igualmente, se fijan los plazos de tiempo para el desarrollo de cada actividad.

Producción

Se trata del desarrollo propiamente dicho, la ejecución de todo lo planificado. Abarca la programación, creación de activos gráficos incluyendo la interfaz del videojuego, el diseño de modelos 3D, animaciones, grabación de voces, creación de efectos sonoros y visuales, el diseño de la música y de todos los elementos que conforman el videojuego.

Nota: Antes de desarrollar todo aconsejo programar primero un prototipo funcional con el objeto de determinar si lo planificado se puede implementar y si conviene introducir algún cambio importante en el gameplay. Puede darse el caso de que al realizar el prototipo funcional notes que el videojuego no es tan divertido como pensabas o requiere ciertos ajustes. Para programar el prototipo funcional no hace falta tener listos los gráficos, pueden utilizarse cuadritos, bolitas o imágenes de otros.

Verificación de calidad

Es la última fase del desarrollo. Se realizan pruebas alpha, con los integrantes del equipo de desarrollo y pruebas beta con personas que no han tenido ningún tipo de intervención en el desarrollo. Esta fase está orientada a la detección de bugs, estabilidad en diferentes plataformas de hardware y software, evaluación de gameplay, ajuste de detalles, entre otras actividades orientadas al perfeccionamiento del videojuego.

Comercialización

En la fase de comercialización debes decidir cómo monetizarás el videojuego. ¿Lo venderás por tu cuenta, mediante publishers o ambas opciones?. Si piensas venderlo por tu cuenta debes preparar una página de venta y hacer un contrato con alguna empresa que tenga una plataforma de ventas como por ejemplo, Plimus. Si lo venderás mediante publishers debes contactarlos y enviarles un demo del videojuego; en algunos casos incluso puedes enviar un prototipo funcional para que evalúen si les interesa el videojuego y recibir la orientación de ellos desde el inicio. Existen múltples publishers, como por ejemplo: Big Fish Games, Steam, PlayFirst y si estás comenzando es una buena opción considerarlos.

Otras opciones para monetizar tu videojuego son incluir publicidad o vender items como suele hacerse en los videojuegos sociales.

Si realmente te apasiona desarrollar videojuegos no te desanimes por los obstáculos múltiples que con seguridad encontrarás en el camino. Termina todo lo que empieces y no te preocupes si tus primeros proyectos no quedan como esperabas, con la práctica alcanzarás el nivel que deseas.

Finalmente, antes de iniciar el desarrollo de un videojuego te sugiero que leas mi artículo sobre los errores más comunes al iniciar un proyecto y cómo mantenerte motivado.