Anécdota tecnológica de un lector: Desventuras con Ubuntu Skin Pack

Hace días, Gh0st, uno de los lectores del blog, escribió una anécdota tecnológica como una colaboración. Ghost da una solución a un problema que se le presentó a un amigo al instalar Ubuntu Skin Pack. Puede que no sea la mejor solución, pero fue efectiva u_u. A continuación los dejo con su historia:

Nota: El escrito ha sido modificado para corregir algunos pequeños errores de ortografía y redacción. Xklibur no se hace responsable de lo expresado en este post.

Hola Xklibur y buenas noches, quiero compartir contigo una anécdota tecnológica.

Un amigo que usa Windows instaló un theme para que su Windows 7 pareciera Ubuntu. Descargó e instaló Ubuntu Skin Pack 3.0, la instalación tardó más de lo pensado y empezaron a instalarse cosas que no tenían nada que ver con lo que él quería. Cuando al fin terminó la instalación, y reinició por petición de la aplicación, vio su WinBuntu como quería pero después de 5 minutos empezó a odiarlo porque enlentecía demasiado su Pc, un notebook de un 1gb de RAM, y decidió desintalarlo. No obstante, se presentó un problema, no podía desintalar una carpeta llamada DVD Maker, puesto que le solicitaba permisos de TRUSTEDINSTALLER, cosa que en Windows no es un complemento o instalador. Entonces vino a mi casa para que le ayudara porque ya no podía abrir MSN ni usar internet. Yo supuse que sería cuestión de 5 minutos usando la consola de windows para eliminar la carpeta y el directorio, pero también me solicitaba permisos de  ¡TRUSTEDINSTALLER!. Yo estaba como administrador, así que puse mi mejor cara de WTF?, reinicié y entré en modo seguro, con funciones de red, pensando que ahora sí sería sencillo. Que equivocado estaba, ahora no podía ni abrir la consola de Windows 7.

Tras pasar un buen rato buscando soluciones decidí instalar un software llamado Unlocker, que supuestamente desbloquea cualquier carpeta para su posterior eliminación. Nuevamente fracasé, tampoco me permitió eliminar la carpeta. ¡Había llegado el momento de ser rudo!. Abrí la consola de nuevo, cerré el administrador de ventanas y todas las funciones que no ocupaba y traté de eliminar el directorio pero…*introduzca la palabra obscena de su preferencia*, ¡no funcionó!. Ya casi sin pelos en la cabeza, agarré mi usb de 4gb,  y mi imagen iso de backtrack 5 y lili usb creator (Linux Live usb Creator) y creé un usb auto-arrancable con Linux. Me dirigí a la terminal (parecida a la consola en windows) y borré el directorio. Una vez más Linux lo arregla todo. Eliminé el directorio y posteriormente la partición de Windows y eliminé la carpeta. De haber hecho eso desde el principio tendría más células cerebrales vivas y me hubiese ido a dormir más temprano U_U.

Moraleja: Si usas Windows por lo menos trata de usarlo bien XD.

Espero que esta anécdota sirva de aprendizaje a otros, no cometan estos errores u_u. ¡Este consejo les doy porque Ingeniero y amigo soy!.

Saludos.

Nota de Xklibur: Creo que la moraleja y consejo en este caso es que dejen de instalar esas aplicaciones para que su sistema parezca otro ¬¬. 

Comparte tu anécdota tecnológica

¿Tienes alguna anécdota tecnológica interesante?, ¿lograste resolver algún problema de forma cool, rápida y eficiente?, ¿te pasó algo curioso con algún programa?, ¿descubriste algún truco cool?, ¡comparte tu aventura tecnológica con nosotros!.

Si deseas pertenecer al selecto grupo de colaboradores de este blog o simplemente quieres expresar algo pero no tienes dónde, envía un mail con tu anécdota (¡bien redactada!) a xklibur@cristalab.com