Cocina,  consejos,  recetas

¿Cómo germinar frijolitos chinos?

Hola, espero que todos se encuentren bien. En esta oportunidad les explicaré un método para germinar frijolitos chinos, y para ello veremos cómo realizar un semillero de frijol chino. Naturalmente, gracias por pasar a leer el blog.

En primer lugar, el frijol o frijolito chino es una legumbre muy nutritiva, alta en proteínas, y de muy buen rendimiento en cuanto a su cultivo. Se conoce con muchos otros nombres, como por ejemplo, frijol mungo, poroto chino, frijoles chinos, etc. Más formalmente, corresponde a la especie Vigna radiata, perteneciente a la familia de las leguminosas. Puedes encontrarlos en establecimientos de comida, en la sección de granos junto a otros productos populares como el maíz natural para cotufas (popcorn). El frijol chino se ha popularizado en años recientes gracias, principalmente, a la gastronomía oriental, que suele incluirlo en una gran variedad de platillos.

Bien, ahora, ¿cómo germinar frijolitos chinos? Primeramente, deben escoger las mejores semillas de frijol chino. Luego, poner una servilleta húmeda en una charola limpia y colocar las semillas alineadas en filas y columnas. Posteriormente, colocar una servilleta húmeda encima y regar. El segundo día es importante humedecer la servilleta muy bien, agregando abundante agua hasta que ésta se acumule en la charola. Luego voltea la bandeja para eliminar el exceso de agua.

¿Cómo germinar frijolitos chinos?
Servilleta humedecida para germinar los frijolitos chinos.

Los días siguientes humedece la servilleta sin exagerar tanto como se hace en el segundo día. En 7 días tendrás unos hermosos brotes de frijol chino. Recomiendo sembrar varios brotes para tener siempre semillas que germinar. El mismo procedimiento puede aplicarse con otros granos. La siembra del frijol chino no ofrece ninguna complicación particular: se trata de una leguminosa herbácea cuya altura puede alcanzar 1 metro, y permite varias cosechas.

Frijolitos chinos en germinación
Frijolitos chinos germinando.

Puedes comerlos al natural en ensaladas, o cocidos en platos más elaborados como el arroz chino con vegetales. Son unos platillos saludables y ecológicos.

4 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *